Arnau

Almacén de relatos olvidables

  • Contador de tribuneros, blaveros, corbelianos y otras especies

    • 113,061 visitas

El ganado

Posted by Arnau en febrero 23, 2010

Una sábana sudorosa traída casi con toda seguridad por valerosos guerreros cruzados de las tierras santas se encontró en 1353 en Lirey, Francia. Con posterioridad pasó a manos de los duques de Saboya, que la custodiaron con devoción en Chambéry. En 1532 la sábana quedó gravemente dañada por un incendio virulento y desde 1589 se conserva, descansando por fin de su angustioso periplo, en la majestuosa catedral de la capital del Piamonte. Todo esto sería apenas menudencias históricas si la iglesia no asegurara de manera tajante que la sábana en cuestión es el sudario que envolvió al mismísimo Jesucristo después de su crucifixión. Agárrate tú con menuda reliquia. Porque si ya para la iglesia unas falanges de San Pedro, el prepucio de Jesucristo e incluso un estornudo del Espíritu Santo atrapado en un frasco (¿?) es un magnífico negocio a la hora de recolectar fieles y almas descarriadas, imagínense el descomunal maná ante semejante reliquia de trapo.

En 1989 la sábana fue sometida -para desgracia de la iglesia- a la prueba del carbono 14 en distintos laboratorios de Suiza, Estados Unidos y Gran Bretaña. Y todos los análisis coincidieron que el tejido era de la Edad Media, entre los años 1260 y 1390. A pesar de las más que evidentes conclusiones científicas, a la institución culpable de quemar a mujeres, homosexuales, judíos y que casi colgó de la gárgola más alta a Darwin por desmontar sus dogmas de fe, estas se las trajeron absolutamente al pairo. Inasequible al desaliento y después de dos mil años de esfuerzos ímprobos para subsistir por estos mundanales no iba a ser la ciencia la que le arruinara ahora el negocio. Faltaría más.

A día de hoy, Monseñor Giuseppe Ghiberti, presidente de la comisión Diocesana de la Sindone, admite que sigue habiendo dudas científicas sobre la autenticidad de la Sábana, pero la iglesia considera la Sábana santa un “medio de evangelización y no puede renunciar a él”. Por tanto será exhibida, al igual que cada 10 años, en la catedral de Turín entre el 10 de abril y el 23 de mayo de este año 2010. Más de un millón de personas ciegas de fe han efectuado ya la reserva para ver el sudario de Jesucristo. O puede que no, que como gato por liebre tan solo vayan a ver el sudario de algún musulmán familiar de Saladino al que los guerreros cruzados cercenaron de cuajo la yugular. Pero eso, a los creyentes cristianos, supongo que les da igual. Es lo que tiene la fe, que te la puedes imaginar.

Un modelo económico fue implantado en España por el partido conservador entre 1996 y 2004. Se trataba de un modelo económico liberal traído hasta tierras hispanas por valerosos economistas, que se basaba, esquemáticamente, en la desregulación de los mercados, la falta de control del sistema financiero, la privatización paulatina del estado, el abaratamiento de los despidos, la reducción de impuestos para las clases más altas, la obligación imperiosa de consumir a destajo, el endeudamiento febril de propios y extraños y a la rápida creación de empleo en base a la construcción, la burbuja inmobiliaria y a la especulación salvaje. Una mina. Todo esto sería apenas menudencias históricas ya pasadas si el partido conservador no asegurara tajantemente que la fórmula económica en cuestión es todavía la panacea y la madre de todas las fórmulas. Agárrate tú con menuda fórmula. Porque si ya para el partido conservador el astuto modelo económico liberal tradicional era un magnífico negocio a la hora de recolectar empresarios y emprendedores descarriados, imagínense el descomunal maná que representa todo ese brutal y agresivo liberalismo Neocon para sus intereses particulares.

En 2006 este modelo entró, patéticamente, en una deriva bestial que causó una grave crisis económica y financiera mundial que agudizó las dudas sobre todos los parámetros ejercidos e implantados hasta entonces. También, lógicamente, sucedió en España. Es allí cuando el estado, el gran agraviado por ese modelo, tuvo que acudir al rescate de los mercados financieros, de las empresas más variopintas y dicharacheras, y de los bancos más desmadrados del panorama nacional e internacional. Y todo, por supuesto, a costa del pobre y esforzado contribuyente.

A día de hoy, Mariano Rajoy, presidente del partido conservador, admite que aunque puedan haber ciertas dudas sobre la autenticidad y fiabilidad de ese su modelo económico, sigue siendo un “medio de evangelización político y no puede renunciar a él”. Por tanto, será de nuevo impreso a todo color, al igual que cada 4 años, en su programa electoral. Y agárrense el duodeno, porque más de 10 millones de personas -muchas de ellas de clase obrera- tienen la ciega y firme decisión, por increíble que parezca, de volver a votar al partido representante de este modelo. Sí, y también al mismo partido responsable de la ley que fomentaba el despido libre y gratuito hasta que el Tribunal constitucional la tumbó, al mismo partido de la pésima gestión del Prestige, al mismo partido de la bochornosa gestión del accidente del Yak 42, al mismo partido que torpedeó el proceso de paz con ETA cuando anteriormente negoció con el Movimiento de liberación nacional vasco, al mismo partido que aplaudió masivamente en el congreso para acudir a una guerra brutal en Irak, al mismo partido que intentó el engañó más zafio en los días y meses posteriores al terrorífico atentado del 11M, y también al mismo partido que confunde las fosas comunes de este país con miserables ciénagas putrefactas prestas para olvidar. Pero eso, a sus votantes, parece que les da igual. Es lo que tiene la fe en ese modelo, que siempre te puede recalificar algún terreno que te permita jubilar. 

Sé que es en latín, pero “Homo sapiens” significa hombre sabio, hombre que piensa, hombre capaz de conocer. O debería. Lo que seguro no significa es hombre que pace, ni ganado. O eso creo.

Anuncios

7 comentarios to “El ganado”

  1. […] Homo sapiens significa hombre sabio: El Ganado arnauelcatalan.wordpress.com/2010/02/23/el-ganado/  por Laro.C hace 3 segundos […]

  2. Queralt said

    Estamos arreglaos… vivir en un país sin memoria, es algo muy dificil de soportar en el día a día. Hay que cerrar los ojos, taparse los oídos, no leer la mayoría de la prensa, no hablar con la mayoría de familiares y amigos… en todo caso, la única salida que yo he encontrado ha sido la de contemporizar con todo el mundo e intentar no fijarme en nada… cosa casi imposible pero, al menos intento aguantar hasta que me puedo poner delante del teclado para escribir y desfogarme. Además, cuando surge una polémica, es tan difícil mantener una conversación coherente… la mayoría de las veces habría que hacer un kit-kat para explicar y aclarar el concepto del cual estás hablando o, por lado, detener el tiempo para explicarle al interlocutor de turno por qué es estúpido lo que está diciendo. Y no es que servidora sea una experta en nada, que no lo soy, sino más bien porque, cuando la gente habla con palabras de otros o bien habla sin pensar lo que dice, suele decir idioteces. Así que, como me doy con un muro de ignorancia y/o desidia impertinente la mayoría de las veces, prefiero callar y, como te he dicho, contemporizar con una frase ambigua o con una sonrisa distante…
    Va a ser verdad eso de que tenemos lo que nos merecemos.
    ¿Te das cuenta? Tenía yo razón cuando les pedía que ganaran de una puta vez lo que andan buscando y que estipulen las nuevas reglas de convivencia y, así, al menos sabrémos a qué atenernos y aquél que no pueda soportarlo, pues lo de siempre: exilio.
    Querido amigo, espero que estés mejor, aunque muchos se empeñan en hundirnos hasta el fondo.
    Muchos, muchos besos de cereza.

    Queralt.

  3. maya said

    Muchos de los inmovilistas que ven o sufren en sus carnes las consecuencias de este modelo económico, dicen agradecer formar parte de una clase social media que les permite tener coche, móvil última generación, pantalla de plasma y algún viaje. Mientras cada uno procure salvar sólo su propio trasero, nada cambiará. Eso es aún peor que ser ganado.
    Un besazo, Arnau.

  4. Queralt said

    jejejjeje
    ¡Así me gusta! ¡Con dos collons!
    La cosa está que trina, echa chispas, clama al cielo…
    Detecto que estás tan fotut como yo. Si es así, lo siento…
    Besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: