Arnau

Almacén de relatos olvidables

  • Contador de tribuneros, blaveros, corbelianos y otras especies

    • 126,301 visitas

Años de grandes recuerdos.

Posted by Arnau en octubre 8, 2009

La noche ensombrecía el exterior, y sentado en mi bar predilecto de Madrid aproveché para echar un vistazo a mi alrededor: delante de mí y con las piernas entrelazadas se encontraba una dama de facciones y edad inconfesables que apuraba tranquilamente el último sorbo de café. Amargo y negro. Ella me miró, y con la cara coloreada esbozó una sonrisa como sólo lo pueden hacer las mujeres rotas de arriba a abajo, sin alma. Le aparté la mirada y observé al hombre que se encontraba justo detrás de mí, elegante, formal y muy bronceado, y que no dejaba de abrazar un maletín color gris con el anagrama Franck Muller gravado en letras de plata mientras mostraba sin pudor un brutal reloj de esfera rosada montado en su muñeca. En la mesa del fondo se hallaba una mujer estilosa que acicalaba su pelo sano y claro. Era consciente de que era observada, pero no le importaba. Sabía perfectamente que una preciosa mujer jamás puede pasar inadvertida, y mucho menos cuando ésta portea cinco bolsos de cuero blanco de enormes dimensiones y de lujo, excesivos. Finalmente mis ojos se toparon con un hombre serio y maduro que, emperifollado de azul oscuro y con el pelo engominado, se encontraba sentado junto a mi mesa bebiendo un gran vaso de Coca-Cola baja en calorías y ojeando un magnífico catálogo del vehículo “Infinity FX50” retratado en la portada.

Miré la hora, encendí un pitillo y me dispuse a pagar al camarero que deambulaba cansado por el establecimiento, recogiendo hastiado las últimas copas antes de cerrar. Y me levanté. Casi al unísono lo hicieron la puta, el pavo de los pelucos, la rubia de los bolsos y el director del concesionario de lujo. Y todos me siguieron, sin aspavientos ni dilaciones, hacia el exterior. La noche era calmada y fría, iluminada por una vaga luz de neón trémula que caía desperdigada a través de la arboleda. Pero era tarde y teníamos que apremiar. Por fin el semáforo de peatones se puso en verde y pudimos cruzar como sólo las sombras negras lo saben hacer en las películas de Tarantino. Don Mariano seguro que ya nos aguardaba fumando y abstraído en su despacho, como siempre y sin sumarios. Solamente se trataba de negocios.

¿Mi nombre? Por favor, les agradecería que me llamaran don Vito.

Anuncios

7 comentarios to “Años de grandes recuerdos.”

  1. maya said

    Inmenso.
    Acabas de inventar otro género literario, la novela gurtel.

  2. Maya: Prefiero la novela Correa…

    Muy bueno Arnau. Y lo de Don Vito es…no sé como definirlo. Todo lo de Correa me tiene fascinado. ¿El empresario de la década? 10 años sin pagar a Hacienda, tanta gente invoucrada, etc.

  3. Evi said

    Vitorino, el de la Macarena, ¿no? Así todo queda en casa mientras “Los del Río” amenizan los mítines del cashondeo más cínicos de Ejpaña.

  4. Arnau said

    A Maya:
    Novelón, Maya, novelón.

    A Adrian:
    ¿10 años sin pagar a hacienda? Anda, como su amado Al Capone. No, si al final lo van a meter en chirona por lo mismo.

    A Evi:
    Ayy, la Macarena, que sensibilidad la del PP a la hora de escoger grupo para amenizar.

  5. Queralt said

    Con nocturnidad y alevosía, ¡sí señor!
    Pues, creo yo que, alguno, se va a despertar un día de estos con la cabeza de un bicho en la cama… y conste que sólo es una metáfora… jejejeje
    Pues nada, ellos a por sus negocios, “los otros” a votarlos y los demás, de los nervios ante la sinrazón humana, ¡qué le vamos a hacer!
    Besitos de cereza, amigo. Que pases un buen día de fiesta.

    Queralt.

  6. Arnau said

    A Queralt,
    Mañana martes creo que la cabeza será la de un puto pijo mamón y piojoso.

  7. Queralt said

    Sí, a pesar de ser muy honorable, según dicen. Y me pregunto, entonces, ¿por qué lo echan? En fin… vengo a darte las gracias por el piropo. En realidad, si tú me ves así (¡gracias!), es porque tú también lo eres.
    ¡Y no tengo más que decir sobre éste tema! jejejjejejje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: