Arnau

Almacén de relatos olvidables

  • Contador de tribuneros, blaveros, corbelianos y otras especies

    • 113,061 visitas

Entrevista a don Mariano.

Posted by Arnau en septiembre 24, 2009

Después de sufrir unas cruentas y creo desproporcionadas críticas a consecuencia de mi entrevista hipnótica al ex presidente Ansar, en las que me acusaban sin tapujos de utilizar unos métodos semejantes a los que Heinrich Himmler aplicaba en sus experimentos macabros a prisioneros polacos, rusos y judíos en general, un par de dudas existenciales me sobrecogieron con saña: una de ellas era expiar mis culpas provocando mi propio destierro –la cual consideraba extremadamente exagerada y propia de épocas ya remotas-, y la otra era proseguir “sostenella y no enmendalla” con esas mismas experiencias periodísticas con el firme propósito de no dejarme amedrentar por nada ni por nadie.

Finalmente escogí -con un par de huevos- la segunda opción, como no podía ser de otra manera. Curiosamente mis dudas empezaron a la hora de seleccionar a mi siguiente entrevistado, porque aunque tenía meridianamente claro que se trataría de una alta celebridad de la carcunda española, mi cerebro fluctuaba indeciso entre dos sujetos de esa misma calaña: doña Curry Valenzuela y don Mariano. Sí, reconozco que ambos son vacuos e inconsistentes, un tanto antropoides y bastante toscos, pero es que no hay más en la viña del Señor. Al final, y por pura higiene intelectual, preferí a don Mariano. También contribuyó para ello, no lo voy a negar, una curiosidad más banal y lucrativa, esa que deseaba con fervor desenredar de una vez por todas el rumor español más ansiado y codiciado de la historia: saber la orientación sexual de don Pimpón; si es maricón, vamos.

Haciéndome pasar otra vez por periodista de FAES –si me funcionó una vez por qué no repetirlo- concertamos sin más dilaciones una entrevista en la Suite Real del Hotel Ritz de Madrid, el curioso lugar de cabecera de casi todos los eventos del partido popular. Llegué oportunamente a la hora establecida, y tras saludar efusivamente al guardaespaldas que custodiaba el pasillo, entré en la suite en la que ya me aguardaba presto y almidonado don Mariano. Le saludé con disimulada veneración para sentarnos a continuación en un par de sillones suntuosos preparados para tal evento.

En esta ocasión -puede que por las críticas recibidas- no quería ser excesivamente violento a la hora del proceso hipnótico, por lo que opté por una técnica mental muy recurrente en el mundo de la fauna, sobre todo a la hora de sensibilizar a gallinas, pavos y demás animales plumíferos, que en el caso del personaje en cuestión me iba realmente a huevo. Se trataba de contraer muscularmente al sujeto para cortarle momentáneamente la entrada de aire, invertirlo sobre su dorso y abandonarlo finalmente en dicha posición mientras durase la hipnosis, pero ante la evidente imposibilidad de ejecutar tal maniobra no se me ocurrió otro planteamiento que propinarle un certero y agudo puntapié entre su escroto y su hueso púbico, sí, justo allí donde el hombre pierde a veces su dignidad.

Y funcionó a las mil maravillas.

Con don Mariano algo contraído y más o menos hipnotizado pensé en ir al grano y no andarme con rodeos –estaba ansioso por conocer rápidamente la gran respuesta del millón- pero ya puestos, tampoco iba a ser tan majadero de desaprovechar la ocasión de tener al líder máximo del partido de la oposición allí delante y dejarlo escapar sin apenas abordarlo, por lo que me prometí dejar para el final la pregunta de la carne o el pescado.

– Buenas tardes, don Mariano, me llamo Arnau y le voy a hacer a continuación algunas preguntas.

-………………………………………………………………………………………………………………………………!!

 – Respire un poco, ande. Si le parece, y a la espera de algo de oxígeno, empezaremos por una pregunta facilita pero que siempre me ha tenido algo receloso, ¿cuánto coño le paga usted a Francisco Marhuenda por sus portadas almibaradas?

– …………….., buenas tardes, mire usted, ……………..aunque noto cierta mofa en su pregunta decirle que Paco y yo nos llevamos muy bien desde los tiempos en que fuera director de gabinete de los ministerios en que me honré presidir, y desde entonces nos une una grandiosa e infranqueable amistad. Además, usted tendría que saber que el valor de la amistad es uno de los pilares, junto a la familia y Cristo, del que los conservadores españoles nos sentimos más orgullosos. Aclarada esta materia y respecto a su pregunta concreta, comentarle que todos los asuntos económicos relacionados con el partido los administraba Álvaro Pérez “el Bigotes”, y ya puede usted darse una idea de cómo pueden estar ahora todos estos temas, hechos unos auténticos zorros. Pero bueno, barato lo que se dice barato seguro que no es el muy jodido.

-Gracias, don Mariano, mis dudas están ahora algo más disipadas. Por cierto, y ya puestos en temas financieros, ¿para usted cual ha sido la verdadera causa de este descomunal desplome económico mundial?

-Creo que todo se circunscribe en un exceso de intervencionismo estatal, lo que provoca unas abusivas subidas de impuestos, un coto a las libertades personales y a la postre una repugnante asfixia de la sagrada economía de mercado. En otras palabras, la culpa la tiene sin duda el neo-comunismo.

-Juraría, don Mariano, que tiene usted la vara de medir un poco desviada.

-No me haga reír. Si el estado redujera el gasto que utiliza para pagar a los putos moros sus análisis de sangre o en financiar la educación de los negros, sudacas y demás purria internacional, a cambio de fomentar el despido libre y otras prebendas para el empresariado otro gallo nos cantaría. Además, las autonomías no son más que tinglados infestados de funcionarios que sobreviven como sanguijuelas a costa de la nación.

-Joder, don Mariano, y eso que usted representa en teoría el ala centrista de su partido; miedo me da. Y hablando de las autonomías, ¿qué le parece que Francisco Camps dijera el otro día que el PSOE intenta instalar un régimen de terror en España?

-Mire usted, puede que Francisco sea un personaje anclado en el pasado, una especie de dandi anacrónico más ligado a su estética que a su ética además de un corrupto de tomo y lomo y más tonto que las piedras, pero en esta cuestión me tendrá que convenir que lleva más razón que un santo.

-Vaya, veo que el valor de la amistad con el curita también es profundo y arraigado. Continuando con dicho personaje, ¿qué le parece su actuación de vetar los repetidores de la televisión catalana a otra comunidad que habla la misma lengua? ¿No le parece a usted, que se presenta cual adalid de la libertad, que es una solemne incongruencia que un presidente de su mismo partido niegue en un mundo cada vez más globalizado esa opción de comunicación a millones de ciudadanos?

-Mire, déjese de monsergas estúpidas, estoy hasta los mismísimos cojones de los imperialistas catalanes que se creen que todo el mundo es orégano. Todo esto es una confabulación inmensa para apropiarse de una literatura que no les concierne y de una lengua que les es ajena. Es indignante que a día de hoy en las escuelas de Cataluña hagan pasar como literatura propia a gloriosos escritores valencianos del siglo XV, por lo que no me extraña que Francisco quiera defender con uñas y dientes ese patrimonio de tamaño atropello histórico.

-Joder, don Mariano, si de verdad el argumento fuera un ansia de poder absurdo también haríamos pasar como literatos catalanes a todos los escritores en lengua italiana, siciliana, occitana, aragonesa e incluso griega que también por esas épocas pertenecían al Reino de la Corona de Aragón. Ya puestos.

-Y qué se cree, que no hacen lo mismo con el isleño Raimundo Lulio, ese gran mallorquinista.

-En fin, dejemos el tema de la lengua que sus prejuicios no dan para más, ¿por qué nunca se le ha oído hablar en gallego en público, don Mariano?

-Usted se cree, como afirman varias entidades culturales gallegas, que tengo que aprender un dialecto que proviene de una variedad diatópica del diasistema lingüístico gallego-luso-africano-brasileño, conociendo perfectamente el español que es un idioma cristiano. Seamos serios, con esas procedencias parece seguro que se trata de una lengua casi salvaje.

 -¿Le puedo preguntar, don Mariano, si se dio en la cabeza contra los mandos del helicóptero en aquel famoso accidente? Sabe qué, mejor dejémoslo, porque viendo la deriva insufrible de esta entrevista iremos acabando ya. Pero para finalizar y si usted no le encuentra inconveniente, le voy a realizar unas preguntas mucho más personales con la idea de aproximarlo al gran vulgo. Intente ser breve y conciso con sus respuestas, por favor.

-Perfecto, siempre me han gustado este tipo de encuestas. En el Marca las suelen hacer muy a menudo.

Por fin había llegado el momento sublime, la llegada a puerto después de tan mareante travesía. Le veía con tantas ganas pero, que antes de entrarlo a matar aprovecharía para hacerle unas cuantas verónicas. Más que nada para disimular.

 -¿Su deportista preferido, don Mariano?

 -Me quedaría sin pestañear con Semeneya. Tiene un cuerpo muy enjuto, fibroso y extrañamente atrayente. Y corre que se las pela. Lástima que sea negra.

-¿Actor de cine?

-Ahí sí soy muy clásico, elegiría sin duda a Rock Hudson; era guapísimo el muy cabrón. Mandingo tampoco está nada mal.

-¿Sabe que Mandingo también es de raza negra, don Mariano?

-…. ¿Y?

-No, nada, no alarguemos más el asunto. ¿Su actriz preferida?

-Sé perfectamente que son un par de actrices secundarias, pero ni a Bibi Andersen ni a Antonia San Juan se les ha reconocido nunca su trabajo. Las dos dan muy bien en los primeros planos.

-¿Películas que le han marcado a lo largo de su vida?

-Todas las de romanos y gladiadores en general. Y de las más recientes me quedaría con “Priscilla, reina del desierto” y “Brokeback Mountain”. La “Gran antología de Mandingo” también se la recomiendo.

-Gracias, la pediré en el video club. Cambiando de tercio, don Mariano, ¿su torero predilecto?

-José Tomás en el arte de la tauromaquia es actualmente un auténtico primor, pero me decidiría por José Ortega Cano, que sin necesidad de ceñidores ni leches le quedan como un pincel los trajes de luces; y encima baila de cojones.

-¿Monumento histórico?

-Siempre me han fascinado los cinco metros de piedra en erección del menhir de Spellenstein, en Alemania.

-¿Músicos más escuchados?

-Aunque por mis anteriores gustos cinéfilos pudiera parecer muy clásico, en el ámbito musical soy un autentico desmelenado. Me encantan por este orden: George Michael, Boy George, Freddie Mercury y Elton John.

-¿Clérigo más venerado?

-Antonio María Rouco Varela.

Llegados a este punto mi diafragma estaba a punto de explosionar (si no lo había hecho ya), así que le sonreí, cogí los bártulos y sin más demora me despedí afectuosamente pellizcándole en la barbilla. Por absolutamente contestada creí innecesaria la realización de mi última pregunta acerca de su leyenda del Santo Grial. Y es que en el fondo soy todo un señor.

Extrañamente y cuando ya estaba cruzando el portal de la Suite, don Mariano -aún sentado confortablemente- se dirigió inquieto de nuevo hacia mí.

-¿Me permite, Arnau, hacerle ahora yo una pregunta?

-Por supuesto, don Mariano, faltaría más.

-¿De verdad que Mandingo es negro?

Anuncios

10 comentarios to “Entrevista a don Mariano.”

  1. Supongo que desconoce el color de Mandingo porque estaba absorto con las dimensiones. Rajoy es un hombre que sabe percatarse de las cosas importantes. Aunque estoy enteramente defraudado porque no le has preguntado acerca del ciclismo y los sillines de las bicis. Mariano, ese gran aficionado.

    Espero que para hipnotizar a Curry seas más contundente, que seguramente el método utilizado esta vez haya sido del gusto de Don Mariano.

    Grande, como siempre.

    Salud & aventura!

  2. paseante said

    Muy bueno. Sigue así.

  3. Evi said

    ¡Anatema! ¿Cómo no recordó Don Pimpón de entre sus pelis favoritas la aportación de cine patrio y castizo? ¡¡”Mi querida señorita”!! ;D
    Otro documento digno de enmarcar esta nueva entrega, Don Arnau.
    Cómo le he echado de menos, se ha hecho desear.
    Un placer(y unas risas), como siempre.

  4. Queralt said

    jajajajjajjajaja
    Una entrevista digna del entrevistado pero sobre todo, del entrevistador, jajajjajaja, ¡ha sido de traca!
    En fin, que digo yo, que te podrías dedicar a partir de ahora al género de las entrevistas, ya que las planificas muy bien y consigues sacarle al protagonista hasta la pelusilla del ombligo… aunque claro, me dolerá verte después con las secuelas (léase reacciones alérgicas y retortijones de barriga), después de someterte a tamaña exposición…
    Hagas lo que hagas, querido Arnau, aquí me tienes, para pegarme con quien haga falta por defender tu integridad física… porque a este paso, cuando le llegue el turno a la Isabel Sansebastian… ¡que Dios nos pille confesaos! jajajjaja
    Besos y mimos.

  5. Arnau said

    Antiheroe,

    La verdad es que para hipnotizar a Curry no se me ocurre nada. Estoy en el vacío, como su cerebro.

    Evi,

    Es cierto, Evi, cómo me he podido olvidar de José Luís López Vázquez, ese pedazo de actor siempre poco recordado. Me gusta que me eches de menos y me desees. Yo también a ti, pero no te lo digo.

    Queralt,

    Agradezco que quieras defender mi integridad física, Queralt, pero casi prefiero que la próxima vez que te pases por aquí te traigas unas gambas, que menudas vacaciones te has pegado, muchacha. Que ya te vale.

  6. La espera ha merecido la pena. Pero sus lectores y admiradores esperamos que se prodigue usted con más frecuencia… Espero que se haya recuperado del tufo del puro de Don Mariano.

  7. Arnau said

    Adrian,
    para admirador yo de usted, que aunque esté en el bando equivocado, es un pedazo de crack.

  8. Fétido said

    En un par de párrafos visualicé a Plastilino, macho. Lo has clavao.
    XDDDDDD

  9. maya said

    Ay si las entrevistas fueran tan auténticas, tan sinceras.. pero es todo tan falso, tan fingido, ridículamente decoroso y políticamente correcto.. que aburren a las piedras.
    Tus apariciones por el blog son muy escasas (pam pam al culo) pero brillantes, como siempre. Menos mal que sigo tu actividad en Escolar.

    Un besazo, Arnau!

  10. Arnau said

    Fétido,
    Joder, Fet, tú lo has visualizado en un par de párrafos, yo le tuve que aguantar durante toda la entrevista, y lo de los salivazos es absolutamente cierto.

    Maya,
    Es verdad que la actividad política a veces es muy opaca, Maya, pero a algunos se le transparentan las ideas de una manera bochornosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: