Arnau

Almacén de relatos olvidables

  • Contador de tribuneros, blaveros, corbelianos y otras especies

    • 126,301 visitas

La paella de mi madre

Posted by Arnau en marzo 19, 2009

Aprovechando que ayer al mediodía estaba solo en casa –con mi hija en P3 y mi mujer trabajando- mi madre me invitó a comer una paella. No se trata ahora de hacer un tratado de las paellas de arroz de mi madre, pero decir solamente que sí, que también ella hace las mejores paellas del mundo. Cuando sucede esto mi estrategia siempre es la misma: llamo unos 20 minutos antes de llegar a su casa para que el fumet hirviendo haga que siempre, siempre, el arroz esté en su punto, tal como a mí me gusta, más al dente que pasado, más de pescado que de carne; más con la compañía de mi madre que sin ella. Llegué delante de su casa a la hora acordada. Estaba contento. Nada ni nadie había perturbado mi trayecto. Estacioné el coche, apagué el motor, y justo un instante antes de desconectar la radio, ocurrió.

 

Lo siento mamá, la paella de ayer no fue una de las mejores, tú lo sabes, pero… “de sobras sabes que eres la primera, que no miento si juro que daría por ti la vida entera”.

 

La culpable no fue mi madre, ni yo mismo, ni tan siquiera el punto de cocción, fueron exactamente los siguientes 6 minutos y 38 segundos:

 

Anuncios

6 comentarios to “La paella de mi madre”

  1. maya said

    O sea, que deduzco que viendo a Serrat y esta preciosa letra de Sabina (y su voz cazallera), se le pasó el arroz a tu madre.
    Otra paella habrá, pero un momento como ése.. es para saborear y compartir en su compañía.

  2. Fétido said

    Si cuando yo digo que Sabina es un cabrón…

  3. Bueno, la paella no sería la mejor, pero la compañía era igual de buena. Y ver esta pareja -con esos pedazo de músicos detrás- cantando precisamente esa canción… Tengo la piel de gallina.

    Y ganas de una buena paella…

  4. Queralt said

    No me extraña ni lo más mínimo que dejaras pasar el arroz… vaya dos monstruos, vaya dos poetas, vaya dos elementos irrepetibles en este maremagnum… menos mal que están ellos, y alguno más… para respirar y para soñar, que todo es necesario.
    Espero que tu madre te disculpara. Ellas no suelen entender esa parte de sus hijos. Al menos la mía, jejejejje. Si la dejo esperando con la paella hecha, no hay serrats (digo Serrat porque ella sabe lo que significa para mi) en el mundo que me libren de la “charla”.
    Espero que hayas pasado un buen día.
    Besitos de cereza y chocolate.

  5. Evi said

    Serrat y Sabina son grandes…pero prometo que yo hubiera apagado la radio. Semahecho la boca agua leyendo una parte de la recetaaa! =S

  6. Emma said

    Toc, toc, toc…. Es pot?
    Hola Arnau, ya he visto que has eliminado el comentario que te dejé ayer, quizás me puse a la defensiva, lo siento, no tuve un buen dia.
    Me he dado un garbeo por tu sitio y me ha gustado, mucho. Tu forma de explicar, de protestar, de ver las cosas. Pero me he parado en este post, porque… ¡Como el arroz de una madre ninguno! jajaja…
    Serrat, Sabina y arroz… me gustan los tres. ¿Con cual me quedo? No sé, de momento me quedo aquí a escuchar otra vez al “Nano” y a Sabina. Con tu permiso…
    Petonet… Ah! I quedes mes que perdonat.. =D
    P.D: Me guastaría seguirte pero no sé como se hace aquí, en el wordpress.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: